Para el avance de una empresa, lo principal es conocer bien a sus empleados. De estos también depende el buen funcionamiento de cualquier empresa o negocio. Es importante analizar el nivel de conocimientos de cada empleado para utilizarlo en favor de la empresa. El Business intelligence para recursos humanos es una herramienta que garantiza mejorías en la empresa y ayuda a encontrar soluciones a algunos problemas comunes.

El convertir información en conocimiento ayuda a descubrir las causas de alguna falla en la empresa para corregirla y optimizar las funciones de la misma. También funciona para impulsar a los empleados a unir sus capacidades para el progreso de la empresa.

¿Qué es un Business Intelligence para recursos humanos?

El Business Intelligence para recursos humanos o Inteligencia de Negocio, es una estrategia que emplea metodologías, tecnologías y conocimientos para convertir los datos de los sistemas transaccionales e información desestructurada en información estructurada con el fin de transformarla en conocimiento para beneficio de la empresa. De esta manera se pueden analizar factores que influyen en el rendimiento de la empresa y encontrar soluciones para optimizarla.

Los principales productos del Business Intelligence son tres:

  • Cuadros de Mando Integrales (CMI)
  • Sistemas de Soporte a la Decisión (DSS)
  • Sistemas de Información Ejecutiva (EIS)

La Inteligencia de negocio también tiene dos componentes de orígenes de datos. Estos son Datamart, una base de datos departamental que almacena los datos en un área determinada y Datawarehouse, una base de datos corporativa que recopila información de una o varias fuentes para su análisis.

Diferencias entre Business Intelligence para recursos humanos y Big Data

Aunque las dos estrategias se emplean con objetivos similares, ambas se diferencian en muchos aspectos. El Business Intelligence para recursos humanos provee las herramientas para el análisis de los datos que constituyen el Big Data.

Por su parte, el Big Data permite reunir tanto datos estructurados como desestructurados que llegan a gran velocidad de tal manera que el Business Intelligence puede realizar análisis más precisos y directos.

En toda empresa, indiferentemente del producto o servicio que se ofrezca, es necesario un análisis de datos para obtener la información necesaria para la resolución de problemas, la implementación de nuevas funciones que impliquen mejoría en el desarrollo de la empresa. Tener datos recopilados ayuda a tener conocimiento de qué afecta a la empresa para bien o para mal. Por ello es muy importante contar con herramientas que ayuden a este objetivo.